Reducir el tamaño de su césped puede ayudarlo a ahorrar agua y tiempo. También puede ayudarlo a embellecer su jardín. ¿Pero por dónde empiezas?